Tras casi un año sin parar, unos días de calma