Four Freedoms - Una newsletter sobre política americana

Una visión sobre la política en Estados Unidos, a ras de suelo.

Empezamos hoy un proyecto al que le llevo dando vueltas una temporada - una newsletter específica, y muy especializada, sobre política americana.

El motivo es, como de costumbre, que estoy un poco cansado sobre los medios españoles tratan la política americana, y a la vez un poco desencantado de cómo se hablan las cosas por Twitter. Sí, siempre puede bloguear sobre cosas (y de hecho, todo o casi todo lo que escriba por aquí también irá a Politikon), pero los blogs, como todas las páginas en internet, es algo que no todo el mundo visita dos o tres veces por semana, y la mayoría de contenido que pueda poner por ahí se pierde.

Así que lo que haremos será una herramienta a la antigua: un correo electrónico, que es algo que todo el mundo acaba por abrir varias veces al día. Estoy suscrito a un puñado de newsletters, y he visto que es el contenido que leo siempre de la gente a la que sigo, y por lo tanto, no me quedaba más que probar.

¿Por qué este título, Four Freedoms? Es, como casi todo lo bueno y decente en política americana, una referencia a uno de los dos presidentes que más marcaron el rumbo del país durante el siglo XX, Franklin Delano Roosevelt. Más en concreto, vienen de su discurso del estado del unión de 1941, casi un año antes de Pearl Harbor. Roosevelt estaba preparando al país para ir a la guerra, y lo hizo definiendo las cuatro libertades que distinguían al país de las potencias del eje: Freedom of speech, freedom of worship, freedom from want, freedom for fear - o libertad de expresión, libertad religiosa, libertad de necesidades, y libertad ante el miedo.

Es retórica, no un programa de gobierno, pero las cuatro libertades de Roosevelt son una definición muy concisa, muy clara, y muy elegante de la visión detrás del New Deal, y sobre el programa inacabado del liberalismo americano.

Es también algo que si fuera un candidato demócrata invocaria repetidamente, pero ese es otro cantar.

En fin. Esperad de uno a tres artículos a la semana, con enlaces, comentarios, y notas sueltas ocasionales. Algunos serán parecidos a lo que están cubriendo los medios (léase: hay elecciones presidenciales) otras serán ejemplos ultraespecíficos sobre política estatal o local. Trabajo en un partido político en Connecticut (Working Families), y hay historias para aburrir, pero intentaré limitar las batallitas a cosas que sean relevantes para explicar cómo funciona este país tan extraño.

Queda una nota final: ¿acabará siendo esta newsletter de pago? mi respuesta es veremos. Si la lista de suscriptores es suficiente grande, es posible que ponga una parte de contenidos detrás de subscripción. Mi idea, sin embargo, es que prácticamente todo seguirá en abierto, y que lo único que quede detrás de paywall sean cosas como responder preguntas de suscriptores, análisis detallados de sondeos, o cosas muy, muy específicas que alguien me haya pedido.

En fin, empecemos. Hay mucho que discutir.